HAGA CLIC AQUÍ – (PDF)

Al igual que muchos componentes automotrices, el “semieje” está compuesto por subconjuntos reparables. Cuando la tracción delantera comenzó a estar ampliamente disponible en la década de 1980, el mercado posventa adoptó componentes reparables para estos ejes. Los manguitos antipolvo, las grampas, los anillos de retención y las tuercas del eje han sobrevivido en el mercado posventa moderno. Hace mucho
tiempo que las “piezas” de la junta de CV ya no se comercializan en la mayoría de las tiendas y los estantes de los DC (Centros de distribución). Algunos fabricantes del mercado posventa continúan ofreciendo las rótulas, pistas, cajas y carcasas para reconstruir una junta de CV individual. Sin embargo, desde un comienzo, muy pocos clientes están interesados en reconstruir un eje de CV*.

*Source: Counterman.com